El Reiki es una técnica de transferencia curativa por imposición de manos canalizando energía universal, este es un camino de expresión amorosa, primeramente hacia nosotros mismos y después amor al prójimo, actuando como canales de esa energía en su beneficio.